Taller de Sarapes Tamayo

Taller de Sarapes Tamayo

  • Héctor Tamayo

Héctor Tamayo inició cuando tenía 18 años, sin conocer sobre artesanías, pero sí con la inquietud de un joven por conseguir trabajo. En Textiles La Misión, un taller de cobijas del barrio Águila de Oro, elaboró sus primeras creaciones. Pero fue en El Sarape de Saltillo, donde ya trabajaba su hermano Rubén con el maestro José Espiridión, donde dominó el oficio. Elabora toda clase de sarapes, desde los separadores de libros hasta los de 130 por 160 centímetros. Todos son confeccionados en telar de pedal, con telas naturales, y poseen las características del sarape de Saltillo: una base de hilo blanco, el pabellón con los colores de la bandera, los ocho tonos azules y amarillos que simbolizan el amanecer y atardecer de Saltillo, la cenefa, el diamante y las sombras verde y roja con ocho tonos también. La pasión y buen trabajo que Héctor imprime en cada sarape que elabora han hecho que varias personalidades se interesen por sus creaciones. Ha logrado que los sarapes de Saltillo, elaborados por él, hayan llegado a las manos del papa Francisco, del pianista Raúl Di Blasio, de gobernadores y alcaldes.